sábado, 13 de febrero de 2010

RECUERDOS

¿Ya es sábado otra vez? Mñns...

Después de una semana en la que me han dado ganas de darme de baja del género humano (y hacerme... no sé... ¿pez honorario?) al final decidí reconciliarme con la humanidad. Me ha dado por pensar en la gente a la que he dejado atrás. Esos amigos de la infancia que creías que lo serían para toda la vida, ese padre al que no soportaba pero al que recuerdo cada vez con más cariño, esa pareja sin la que creías que no podrías vivir y que ahora no es más que una foto acartonada en un cajón...

Me puse a pensar en cómo los recordaba. Los malos gestos, los enfados, se han ido desdibujando (a esto ayuda el tener memoria de pez). Recuerdo algún gesto, una tarde compartida, alguna excursión a la playa, una película... De muchos de ellos no recuerdo ni el nombre. Otros permanecen en mi mente como tallados en cristal. De un par de ellos me arrepiento de no haberles dedicado más tiempo, de no haberles querido mejor.

¿Qué recordarán de mí los que tengan la desgracia de sobrevivirme? Sinceramente no lo sé. Espero que me recuerden por una sonrisa, un gesto de cariño, una mirada de complicidad, una ironía a destiempo (esto último parece lo más probable)...

En fin, no me hagáis caso, será la tarde de lluvia, que me pone melancólico...

¿Y a vosotros? ¿Cómo os gustaría ser recordados?

13 comentarios:

Acis dijo...

Hummmm ñum, ñum (sonido de mis neuronas desperezándose), a mi a veces me gustaría que me olvidasen todos toditos todos, pero como es algo que parece el deporte nacional en mi vida pues no les cuesta mucho ni viceversa. Respecto a tu pregunta (ñum ñum, están remolonas hoy, es que acabo de escribir en mi blog hace un ratico)..., a mi a veces me sorprende gente de la que yo ni tan siquiera me acuerdo y que de repente me llaman y yo ya no sé ni quiénes son, quizás la respuesta sería, al que le guste eso, que lo ideal sería que los recordaran y punto, bien o mal, que ya es mucho. No creeis?. En cuanto a ti, jomío... cuidado con las tardes lluviosas y frías al lado de un radiador, a uno le da por pensar y pasan estas cosas. Un fuerte saludo, y no me olvides jajajjaaj.

d2 dijo...

Me ha encantado llegar hasta aquí, es una gozada leerte.

Gárgamel dijo...

Acis ¡vives aquí! Jajaja. No hay peligro de olvidarte, tranquilo. ¡Y pon esas neuronas a trabajar!

d2, el encantado soy yo. Le leo siempre, aunque nunca comente. Aunque ahora ya no sé cual de los dos es... :D

Logan dijo...

En esto consiste la vida, ¿no? Personas que se suben y se van bajando de tu tren. Yo no necesito que llueva para pensar en los que se bajaron y quedaron atrás. Esos recuerdos me vuelven a veces a borbotones sin que haya un motivo específico. A unos los recuerdo con nostalgia, a otros con un poco de resentimiento (sale esa parte de mí que no acepta que se fueran tan pronto), y alguno que otro con total indiferencia. Eso sí, siempre vuelven en forma de recuerdo porque en algún momento formaron parte de mi vida. Más tarde me sobrepongo a ese chispazo de pensamiento retrospectivo y continúo con mi quehacer diario. Y creo que siempre funcionará así.
Respecto a cómo me gustaría ser recordado, pues pienso que simplemente como "buena persona". Alguien que se cruzó en las vidas de otros/as y no hizo demasiado daño, y si lo hice que supiera rectificar a tiempo. Y puestos a pedir que aprendieran algo positivo de mí, aunque no sé ahora el qué. Un saludo para Acis, otro para d2 y un beso para Gárgamel, en esta tarde de lluvia.

Acis dijo...

Gargamel es que me ha puesto el ayuntamiento jajajajaj, Vendo castañas calentitaaaaaaas!. Un besote a los d2 que he empezao a leerlos también y a ver Logan, si me das un beso a mi tampoco pasa nada eh?, No sólo Gargamel tiene derecho a ósculos. Joer!!!

Logan dijo...

Yo encantado de repartir besos, Acis. Uno gordote para ti :-)

Nothingman dijo...

Creo que si quisiera que se me recordara por algo en mi paso por la vida sería como una buena persona que nunca hizo daño a nadie, al menos de forma intencionada. Con eso podría irme tranquilo al otro barrio.

Gárgamel dijo...

No, si al final el único que quiere que lo recuerden por borde voy a ser yo. :P

Logan dijo...

Pues va a ser que sí Gárgamel, pero aún así se te quiere :-)

genestel dijo...

Bueno, bueno, bueno... ¡vaya con las tardes de lluvia!

Mi apacible trenecito de mercancías que iba chup chup por la vida se ha convertido a pasos acelerados, en un velocísimo tren AVE que no mira ya por donde va y que apenas tiene estaciones y que, cuando para, apena shay tiempo para subir o bajar. Quienes han comprado el billete de primera están sentados con tranquilidad y bien seguros, el resto... no sabría decir, aunque pensándolo bien los d eprimera igual algún día también se quieren bajar... vete tú a saber.

Y quiero seguir siendo un AVE para llegar a ser un tren bala con menos paradas aún... y eso e sporque la vida me ha enseñado una cara amarga y porque quienes creían que eran los má simportantes de mi vida... me jodieron hasta dejarme sin sangre, me prejuzgaron, me juzgaron, me riñeron, me cbrearon, me criticaron, me acusaron... por querer ser yo mismo y plantarme al mundo enseñando mi cara... mi lado más fuerte, más duro y más orgulloso... nunca lo hubiera creído. Jamás.

Sin rencores. Sin malos rollos. No insistí, me aparté y callé... Y les deseo lo mejor en la vida, buena suerte y salud, pero no los quiero más a mi lado aunque me llenen de regalos y me ofrezcan lo mejor que exista. Nunca. Creo que si me cruzase por la calle -cosa probable- no me molestaría ni en saludar porque ya no pintan nada, porque decidieron bajarse del tren -mi ten- en la primera estación cuando comencé a enseñar los dientes y ser quien soy.

Ahora he conocido personas nuevas que ni juzgan ni prejuzgan, que son transparentes y que me quieren por lo que llevo en mi interior. Y decidieron subirse rápido en una parada, y hace poco hubo otro stop y han aparecido (milagrosamente) más personas sanas, normales y sinceras.., aunque está por ver el billete que quieren.

Gárgamel, hace tiempo que ya no gasto mis pensamientos en personas que se apearon de mi existencia, d epersonas que resultaron nada buenas, de personas que me olvidaron por propia decisión... y quisiera que me recordasen... como les dé la gana y les salga de los cojones puesto que me importan un verdadero pimiento y tengo demasiadas cosas en la cabeza para dejarme inundar por ese tipo de recuerdos... porque me entristecen y me hieren, porque me arañan por dentro y me enfrían por fuera, porque me roban las lágrimas y hoy en día están muy caras para desperdiciarla, porque siempre se han cebado conmigo y mi buena fé... y ahora, ahora mi fé es sumamente cara y se vende en lugares exclusivos y nada fáciles de localizar.

Me he endurecido, he enmudecido, me he vuelto de una extraña aleación de acero y todo me rebota y no me escuece, y todo me resbala de la mente... mi tiempo es oro y debo disfrutarlo con quien de verdad... con quien de verdad me quiere.

Tu escrito me ha chirriado por dentro porque sé que en el fondo me afecta, me emociona y me aconjoja... porque sé que no soy tan duro como parece y eso me toca la moral más de cien veces... porque me has hecho volver a remover algo que nunca dejará de existir.

Y preferiría que me recordasen como un maldito hijo de puta... porque eso no es así, bien lejos de ello... pero es lo mejor para mi.

No quiero que me recuerden... no...

^^

Logan dijo...

Algún día me tendrás que contar la historia que hay detrás de ti compartiendo un largo café, Gene. Las cornadas cada uno las llevamos como podemos, en tu caso están a flor de piel. Un abrazo grande, amigo.

genestel dijo...

A flor d epiel, no... no diría tanto. Pasa que de vez en cuando y tras leer texyos como este... algo se remueve, pero menos mal que es pasajero y que en unas horas todo vuelve a su sitio, de lo contrario sería insoportable.
Lo que sí ha conseguido todo en general es que me vuelva bastante más desconfíado, equivo y arisco... aunque no dejo de conocer personas y sigo poniendome en riesgo, pero... c'est la vie!

Uuuummm... cuando quieras, pero te aviso que serían varios cafés...

^^

Logan dijo...

Lo de endurecerse es el peaje que hay que pagar por seguir sumando días, ¿no? Qué bonito sería si no tuviera que ser así.