martes, 2 de marzo de 2010

Del respeto a los símbolos, los nacionalismos y la ley del embudo.



El pasado Domingo 21 de Febrero, con motivo de la final de la Copa del Rey de baloncesto, volvieron a repetirse los lamentables incidentes que ya empiezan a ser costumbre cuando juegan clubes deportivos de determinadas CC.AA.: el abucheo, ultraje y desprecio sistemático al rey, a la bandera y al himno de España por parte de un considerable sector del público. He de confesar que los símbolos nacionales me dan miedo. Mucho miedo. Creo que dividen mucho más de lo que unen y por ello hay que andarse con suma cautela. Para mí no es un orgullo ser español, pero tampoco una vergüenza. Es algo que no he elegido ni tampoco conseguido con mi esfuerzo, por tanto no hay ningún merito atribuible. Bajo mi punto de vista, ser español es como ser moreno o tener los ojos de tal o cual color: una anécdota, algo con lo que se nace y que sería una tontería negar. Tampoco soy de los que se emocionan cuando oyen el himno o ven una bandera roja y gualda, si bien siempre que compita alguien que represente a España en cualquier disciplina contará con mi apoyo. Sin embargo, soy plenamente consciente de que hay gente para la que el himno y la bandera representan algo más, mucho más. Es por ello que nadie tiene derecho a pisotear esos símbolos con el consiguiente encabronamiento del personal.

No estoy hablando de sentimientos. Cada uno tiene derecho a sentirse vasco, catalán, selenita o del patio de su casa, así como a elegir qué bandera le representa, cuál es su himno y en qué idioma educar a sus hijos (que no a los de los demás). Estoy hablando de respeto, algo de lo que muchos radicalillos de medio pelo carecen en este país, tanto los impresentables de "Una, Grande y Libre" como los catetos naciolalistas periféricos. No obstante, hay una diferencia considerable: si un grupo de energúmenos hiciera semejante escarnio público de la Ikurriña, la Senyera o sus respectivos himnos, todos estaríamos de acuerdo en que son una panda de fachas impresentables y saldría pidiendo perdón desde ZP hasta el último españolito por el franquismo (como si en Murcia o en Badajoz no hubiera habido represión ni se hubiera fusilado a gente) mientras que los otros se van de rositas.

Me gustaría ver si todos estos que tanto se quejan de opresión y represión y abuchean cualquier cosa que huela a España tienen los huevos de hacer lo mismo en un acontecimiento deportivo con la Marsellesa en Francia o el Dios Salve a La Reina en Reino Unido, que verían lo que cuesta peine. Naciones éstas, por cierto, con una cultura democrática mucho más antigua que la española, salvo que alguien venga ahora y diga lo contrario. Nadie obliga a estos clubes a participar en una competicón deportiva que lleva el nombre del rey y en la que se sabe que en la final va a sonar el himno español a todo trapo sí o sí. Es más, si se negaran a jugar estarían en su perfecto derecho y sería un ejercicio de coherencia que un servidor sería el primero en aplaudir. Pero claro, la pasta a trincar no sería la misma ni por asomo.¡Maldito parné!

De aquellos lodos, estos polvos. Ahora estamos recogiendo lo que han sembrado cuatro politicuchos independentistas (o eso dicen ellos) para los que la paranoia españolista se ha convertido en su particular muñeco de pim, pam, pum y al mismo tiempo en la gallina de los huevos de oro, pues se llevan la vida padre a costa de sembrar la cizaña y el mal rollo permanentemente. Su negocio es agitar el patio y si sus amadas “naciones” algún día consiguieran la tan anhelada independencia, tengan por seguro que se les acabaría el chollo. Esto no sería posible sin una constitución caduca y obsoleta que abre las puertas de par en par al libertinaje, que no a la libertad.¡Ay, qué malo fue votar con el cuerpo del caudillo todavía caliente!

Los nacionalismos, entre ellos el español, son uno de los grandes males endémicos de la humanidad. ¿Por qué esa exaltación hasta el absurdo de lo propio y ese empeño en demostrar ser diferente en un mundo cada vez más globalizado? Un fascista es un fascista, ya sea de derechas, de izquierdas, de arriba o de abajo. Una imposición siempre será una imposición, ya sea del idioma, la bandera o el himno que sea. No puede ser que unos sean tildados de fachas, radicales e intransigentes (y con toda justicia) por ultrajar determinados símbolos y los otros simplemente estén haciendo uso de su libertad de expresión por hacer exactamente lo mismo. O todos moros, o todos cristianos. La misma mierda es. Quien no es capaz de respetar lo que es importante para los demás no es capaz de respetarse a sí mismo, sea del bando que sea.

11 comentarios:

genestel dijo...

Te doy toda la razón, todita, entera y verdadera.
Yo he nacido aquí, lo mismo que podría haber nacido en Malaisia, Ruanda o Pernambuco. Me considero catalán por la región donde vivo y resido, porque aquí he nacido y porque es donde está mi vida. Me considero español porque es el país en el que está mi región y es parte de mi vida y de mi cultura.

Cuando viajo y me prguntan de donde soy, mi respuesta es siempre la misma: de Barcelona (porque si digo Terrassa o Peralejos de Arriba no saben situarlas en el mapa...), España. O de España, de Barcelona. Y así es y así será.

Los politcuchos/as son todos/as una panda de seres sin jeta y sin vergüenza, de liantes y de impresentables -ya me he cansado de añadir el "/as")Les encanta mal meter, separar y destruir para poder decir luego eso de "ya lo decía yo!". También estoy harto, cansado y hasta los huevos que cada vez que salgo de viaje al centro del país, o sea España, personas intolerables y cabezas cuadradas saquen siempre el tema más que trayado del catalismo y de lo mala gente que somos los catalanes (nos volvió a pasar hace, exactamente, 15 días y tuve unas contestaciones duras y severas asqueado del puto tema), de lo que odiamos a españa y blablabla...en fin, sandeces.

Creo que el problema lo tiene esas personas que se creen saberlo todo de todos y que su culo y sus pensamientos son perfectos, pero resulta que no es así.

Mi país, España, tiene una cultura muy rica por la diversidad de las personas que lo componen, por las culturas diferenciables de cada zona y porque tenemos una forma especial única y diferente. Me pone malo lo de todos los nacionalismos, los fachas, los independentista, los defensores de esto y de lo otro -respecto al país-, las banderas... Y LA FALTA DE RESPETO HACIA LOS DEMÁS POR EL MERO GUSTO D EJODER AL PRÓJIMO.

Adoro Catalunya, pero también adoros las Illes Balears (Islas Baleares) donde quiero ir a residir de forma permanente, adoro las montañas de Castelló (Castellón), la costa de Cantabria, Sevilla, las Islas Canarias... Adoro Ceuta, Soria y Guadalajara y me encanta ir a pasar unos días aMadrid para disfrutar de una ciudad que me encanta. Adoro Barcelona, el Burgo de Osma y Cádiz... Adoro a la gente de Murcia (un beso para mi Cari y mi Enrique!!), a la gente de Menorca, Badajoz y León.
Pero también adoro la isla de Rodas en Grecia, y a la Región del Maule en Chile y... ¡hasta Groelandia! ¿Y qué?

Los impresentables serán siempre unos cabrones impresetables y lo que más me molesta es que son siempre los que están en la palestra.

(Una opinión personal: deberíamos ser un país federado y punto, al estilo de Alemania, Suiza, USA, Canadá y tantos otros y dejarnos de monsergas, pero ya digo que esa es una opinión personal mía).

En fin... un tema que va a traer cola...

^^

Nothingman dijo...

Me alegra que pensemos igual, Genestel. Efectivamente, hay mucho cabrón con ganas de joder al otro porque sí. Lo que nos hace diferentes y nos enriquece, es precisamente lo que podría hacernos mas fuertes, si bien mucha gente (sobre todo los políticos) se empeñan en utilizarlo como arma arrojadiza para echar mierda a las primeras de cambio. En fin...

PD: A los que te demonicen por el simple hecho de ser catalán no les hagas ni caso. Madrid es una ciudad llena de gente encantadora y acogedora, como en toda España. Tontos hay en todas partes.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Todo esto de banderas y nacionalismos es taaaan siglo XIX...Pero hay gente ke no entiende lo de evolucionar.

Logan dijo...

Hay una frase que dice: "el nacionalismo se cura viajando". Y qué verdad que es. Tanto el catalán, como el vasco, como el gallego, como el español. La política es como la religión, se empeña en dividir al personal.
Otra cosa es abuchear al rey. Yo tengo 34 años (no me considero precisamente joven) y no voté a este señor ni a su monarquía. Ya es hora de un segundo referendum porque a la gente de mi edad y posteriores no se nos ha pedido la opinión. Ni Leonor ni su puta madre si los españoles elegimos un NO a la monarquía de las narices. Así que si abuchean al rey, que aguante, que la sociedad cambia, pero parece que ciertas leyes e instituciones no.

genestel dijo...

¡¡Jajajajajaa...!!... pues yo tengo 39 -hace poco cumplidos- y ¡me siento rejuvenecer cada día!!Jjajajajaaaaa!!

Por cierto, me considero muy viajado...

^^

Logan dijo...

Cierto Gene, muy pero que muy viajado... y corrido ;-)

Acis dijo...

Loga, de acuerdísimo contigo, le va en el sueldo, que no es poco además. Y sí los que abuchean la ikurriña y la senyera son fachas, y los que abuchean la rojigualda, pues son fachas además de otras cosas, pero para mí son la misma cosa. Al pan, pan, y al vino vino, oyess una pregunta, hay blogs de temática gay? o que sus autores sean gays? os agradecería que me dierais una listita. gracias y osculos pa tos.

genestel dijo...

... y corrido, Logan, muy corrido...!!

Jajajajaaa!!

Acis, sí que hay, pero ¿a qué temática en concreto...?¿de qué estilo...?

^^

Acis dijo...

gracias genestel hombre de cualquier estilo y que sea de buen gusto, nada de pornografía por favor, que sé que tambien los hay, no sé, del tipo diarios, noticias, activismo, relatos, incluso de escritores que sean gays aunque no escriban sobre ello a todas horas, muchas gracias de antemano

Logan dijo...

Gene, ya me explicarás tu receta para rejuvenecer cada día...
Acis, hay un montón de estos blogs, quizás Gárgamel esté más al día en esto (le diré que comente algunos). Yo te recomiendo www.ambienteg.com ¡Besos!

Acis dijo...

Gracias Logan, es un ejemplo de lo que buscaba, ese está genial, quiero mas mas mas mas....