martes, 9 de febrero de 2010

De los otros héroes de Haití


Dicen de él que se llama Turco. Cuando el grandísimo hijo de puta de su dueño lo abandonó a su suerte - previo tajo en el cuello para extraer el microchip y evitar así la denuncia por abandono- en las calles de Tarifa (Cádiz) , vagaba por ellas famélico, infestado por las pulgas y con una pedrada en el hocico. Estaba en tan mal estado que incluso se le había olvidado ladrar. Éste era el estado de Turco cuando la Providencia quiso que unos militares lo recogieran y tras unos meses de mucho cariño y cuidados, Turco salvara 18 vidas bajo los escombros de Haití con su olfato. Dicen de él que cada vez que encontraba un cadáver, agachaba la cabeza y escondía el rabo entre las piernas. No era adiestramiento, era TRISTEZA.

Cuando uno lee noticias como ésta, se le hace inevitable pensar en lo desafortunado de aquella peyorativa comparación que tan a menudo hacemos cuando tildamos a alguien de "animal". Probablemente, si hubiera sido a la inversa, el humano habría hecho todo cuanto hubiera podido por devolverle la moneda y vengarse de todos los de la especie del "animal" que tanto le había jodido la vida. Muchos dicen que cuanto mas conocen a la gente, más quieren a su perro. En el caso de un servidor, cuanto más conozco a los "animales", más quiero a mi Rocky.

La noticia completa en:
http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id=52638&id_edicion=4927

14 comentarios:

Acis dijo...

Quien hace daño a un animal es un bestia pero quien hace daño a una persona es algo mas que bestia. Mi amor por las personas todavía es mas grande que el amor que pueda sentir por un animal. Lo siento pero es así.

Nothingman dijo...

No creo que sea cuestión de qué está por encima, si el amor por los seres humanos o el amor por los animales. Es más, ambos pueden estar en el mismo plano perfectamente. La diferencia está en que los animales no infligen daño o dolor adrede ni de manera deliberada tanto a las personas como al planeta. De nosotros no se puede decir lo mismo.

genestel dijo...

Adoro a los animales y adoro a las personas, pero (siempre hay un pero) recordemos que los animales no tienen la misma conciencia d elas cosas que las personas... y en eso, amigos, radica la diferencia. Un animal si te hace daño es por instinto o por su propia naturaleza (y no entremos en animales violentos com perros de presa mal educados, eso es otra historia) y el ser humano hace daño a sabiendas y muy consciente de lo que hace -generalmente, claro-.

Mi Perrita es un caramelo que se está ganando que en una próxima vida le den el regalo de ser persona. Mi perrita tuvo un comienzo de vida que era una pena y por ello se sumió en una tristeza infinita de la que me costó sacar bastante. Mi perrita ha tenido una vida complicada respecto a la salud, pero aquí estábamos nosotros para cuidarla en todo, conseguir medicamentos y que la operasen con todo en contra y que estas operaciones fueran un éxito.
Mi perrita me acompaña en mis peores días, cuando me siento mal o me he puesto enfermo. Mi perrita, Nell, no se ha movido d emi lado cuando hee stado encamado con fiebre alta y ni tan siquiera quería comer o bajar a la calle. Por supuesto que tengo personas a mi lado que han hecho eso, pero mi perrita carece de conciencia humana y eso es lo que la hace especial, ¿me seguís?
Cuando ves que alguien quiere a los animales, eso te dice mucho de una persona, de su interior y de sus sentimientos.

Turco, un perro banadonado, maltratado, agredido y despreciado que estuvo a punto de morir a mano de de los humanos, ha olvidado todo eso y ayuda a las personas de forma gratuita y agradecida, salvando gente de la mismísima muerte... ¿qué tal si tomamos nota y aprendemos de ello...? Pero ¡qué va!, la gente pasa y sigue mirándose su ombligo...

A veces los animales son más humanos que los propios humanos...

Acis, como bien dice Nothingman, una cosa no quita la otra.

^^

Acis dijo...

Sé que una cosa no quita la otra pero en tu comentario pones por encima de las personas a los animales. Como bien decís no son cosas comparables, y me encanta la historia de tu perrita, pero me hacen llorar más las historias de gente que ha vivido como tu perrita sin que nadie les ayude y han muerto en la calle de frío o hambre, me da más pena ver a gente de rodillas pidiendo limosna con los brazos en cruz, coño. Lo siento me dará más pena ver una persona tirada en la calle que un perro sin dueño, cien mil veces más pena, como individuo, claro. Yo no hablo de especies ni de humanidades, hablo de personas, y quizás la enfermedad de esta especie precisamente sea esa, que nos nos queremos nada unos a otros, nos queremos tan poco que preferimos querer más a un perro o a un gato. Maravilloso!!!!, pero queramos a nuestros congéneres como a nuestras mascotas por favor.

Acis dijo...

Ah se me olvidaba... eso de querer convertir a los animales en humanos, haciendoles que pienses, sientan y amen como tales... me parece muy poco humano. Turco no sentía odio ni olvidaba nada porque no tiene capacidad ni de odiar, ni conciencia de amar ni de recordar las cosas como tu o como yo. Los animales no tienen conciencia de ser lo que son. Te lo recuerdo. Quiereles como lo que son no como lo que quieres que sean. Gracias.

Logan dijo...

Hombre Acis, los animales sienten, sufren o se ponen alegres como tú y como yo. (Hasta pueden caer en estados depresivos permanentes). Te lo digo con todo el cariño. A mí me ha emocionado la historia de Turco, como la de Nell y tantos otros animales. Y desde luego estoy con Nothingman en que el término "animal" no se debería aplicar a una persona cuando el comportamiento de ésta deja que desear. Hay animales por ahí muchísimo más dignos que ciertas personas. Y me encantan las personas, que conste.

Acis dijo...

En fin me quedo solo en esto, me rindo, solo queria haceros entender que un animal no se pone alegre ni como tu ni como yo, no funcionan con consciecia, solo por estímulos. Por favor que os lo diga cualquier zoólogo que es amante de los animales. corto y cierro

Acis dijo...

Por cierto os recomiendo un interesante documental de la bbc, se titula tienen emociones los animales? y lo podeis encontrar en el youtube. Un saludo

Acis dijo...

Y a continuación otro que sigue y se titula, son conscientes los animales? tambien en el youtube

Logan dijo...

Gracias por las recomendaciones, Acis. Lo bueno aquí es que todos podamos opinar y hasta a veces no estar de acuerdo. No quiero seguir la polémica, pero nosotros también nos ponemos alegres o tristes en base a estímulos. Lo de la consciencia ya es otro tema.

genestel dijo...

Acis, me parecen geniales tus pensamientos y opiniones y so es lo bueno del caso, el que podamos opinar y expresar sin problemas.

Lo que sí quiero decirte es que jamás antepongo un animal a una persona, y que conste que las personas son las que me han dejado tirado, pero aún así, sigo creyendo en la raza humana.
Mi perra es un perro y, como tal, tiene vida de pierro y hace lo que los perros; duerme en su canasto, jamás en las camas, no sube al sofá y hace cosas de perros. Además le hablo como a un perro y no como a una persona aunque a veces se me olvida...
Y ya puestos, muchas veces prefiero a mi perra y a mi gata a muchas personas, debo serte honesto.
Por último, también me entristece ver a la personas tiradas en las calles, con hambre y sin recursos... desconoces lo que pueda sentir respecto a eso porque no venía al caso, pero... hay muchos peros, porque por el querer ayudar a alguien hambriento acabé con un bocata tirado en mi cara, con un escupitajo y un "yo quiero dinero y no esa mierda que me das". Ahora dime quién es más animal. Y no antepongo a los animales frente a las personas, seamos sensatos y leamos entre líneas, caramba.

¡Genial el qué podamos decir y decir y decir...!Y Acis, espero que sigas dejando tus opiniones!

Un abrazo.

^^

Gárgamel dijo...

Muy buen post, Nothingman (me has pisado una entrada, maldito)

Por mi parte quiero recordaros que TODOS somos animales. El llevar ropa encima no nos hace menos simios ni nos evita el estar sujetos a nuestros instintos como el resto del género animal.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Creo ke debería empezar a plantearse el poner chips a los perros y a la vez a sus dueños, ke me parece ke son los ke más lo necesitan. Así al menos pillaríamos a los desalmados ke hacen cosas como las ke usted describe.

Logan dijo...

Secundo la moción, MM :-)